Maternidad y crianza Puericultura y otros artículos para bebés

Descubre las cunas convertibles

Una de las cosas que más ilusión nos hace cuando esperamos un bebé es preparar su habitación y sus cositas. Seguro que tu también has visualizado un dormitorio precioso, con una bonita cuna, todo a juego en colores y estilo... pero quizá no sepas que existen las cunas convertibles y justamente de estas, es de las … Continue reading Descubre las cunas convertibles

Una de las cosas que más ilusión nos hace cuando esperamos un bebé es preparar su habitación y sus cositas. Seguro que tu también has visualizado un dormitorio precioso, con una bonita cuna, todo a juego en colores y estilo… pero quizá no sepas que existen las cunas convertibles y justamente de estas, es de las que vengo a hablarte hoy.

Cuando piensas en una cuna, estoy convencida que la primera imagen que te viene a la cabeza es la típica cuna de barrotes, tal vez, por las tendencias del momento, la visualices en color blanco en vez de en madera natural como se estilaba años atrás. Pero lo que seguro que no te viene a la cabeza es una cuna que crezca con tu bebé, que como su nombre indica, sea convertible y se transforme en una cama o incluso en un dormitorio juvenil completo. Sí, como lo lees, el mundo de las cunas convertibles se está ampliando de tal manera que permite un sinfín de posibilidades.

No te cuento nada nuevo si te digo que la llegada de un bebé trae consigo un buen gasto económico, y justamente la principal ventaja de este tipo de cunas convertibles es que con una inversión inicial tengas cubierto el gasto en mobiliario infantil hasta los 6-7 años o incluso hasta la adolescencia.

Todas las opciones de cuna convertible que te quiero mostrar, están disponibles en Mobel6000, la página con el catálogo más amplio y variado que he encontrado.

La opción más sencilla es la de las maxicunas, normalmente de 140×70 cm, que se transforman en una camita del mismo tamaño.

Si tienes un dormitorio amplio, puedes ponerla al lado de tu cama como si de una cuna convencional se tratase y si tu hijo va a pasar los primeros años en vuestro dormitorio, puedes transformarla en cama para usarla unos años más. Las hay con diseños y colores muy diversos.

Este tipo de cuna es el que me hubiese venido bien a mi con el tercero, ya que con 3 años y medio sigue durmiendo con nosotros y hemos tenido que comprarle una camita para anexar a nuestra cama.

Aunque mis cunas convertibles favoritas, son sin duda alguna, las que se transforman en dormitorio juvenil completo.

Estas cunas son un módulo compacto y ofrecen muchas variantes de configuración. Por lo general traen el cambiador incorporado y mucho espacio de almacenamiento, cuentan con cajones y algún estante o compartimento. Incluso, las hay que incorporan otra cama supletoria tipo nido, lo cual me parece fantástico si alguien ha de dormir alguna noche en el dormitorio del bebé si está malito o si se está haciendo la transición a su propio cuarto y necesita compañía.

Lo que es el espacio de la cuna en sí, donde duerme el bebé, puede ser de varios tamaños. Las hay de 120×60, 140×70 e incluso las más amplias son de 130×80 cm, imagina cuanto tiempo puede usarla y lo ancho que dormirá el pequeño.

Y cuando el bebé crece, ¡se hace la magia!

La cuna que te he enseñado arriba se transforma es este estupendo dormitorio juvenil que nadie diría que en su momento era una cuna.

Este modelo en concreto  se transforma en cama de 190×90 por lo que no tendrás que comprar ninguna cama más y se completa con un escritorio, cajonera de tres cajones ya sea para complementar el espacio de estudio o para guardar ropa y el módulo que hay a los pies de la cama.

Pero esto no es todo, los fabricantes de cunas convertibles, están en todo y las hay para adaptarse a todas las necesidades. Ya sea que tengas otro hijo mayor o que esperes gemelos, hay una cuna convertible apropiada para tu familia.

¿Son o no las cunas convertibles una opción estupenda?

También te puede interesar

Publicidad

También te puede interesar…