Hogar y familia

Por qué el juego simbólico y de imitación es importante en el desarrollo cognitivo de un niño

Por qué el juego simbólico y de imitación es importante en el desarrollo cognitivo de un niño

Lo sé, otra vez ha pasado una eternidad desde el último post. Hace un poco más de dos meses que regresamos a España pero todavía estamos algo desubicados y me cuesta centrarme.

Los niños y el trabajo me absorben el tiempo y no logro sacar un hueco para escribir, pero eso ¡ya se acabó!  Acabo de bloquear un espacio en mi agenda para dedicarlo al blog.

Hablando de niños… ¿Sabes que hay muchos beneficios del juego simbólico para el desarrollo cognitivo de tu hijo?  Te cuento:

 

Los niños aprenden muchas habilidades nuevas a través de la imitación. Mientras participan en juegos simbólicos, representan comportamientos y escenarios que han observado en su vida diaria. Al llevar a cabo estas actividades o comportamientos, los niños desarrollan sus intereses, lo que les gusta y lo que no. Si se les da la oportunidad de representar comportamientos de adultos, un niño puede darse cuenta de que le encanta atender a un bebé pero que tiene menos interés en conducir un coche de carreras (¡o viceversa!).

Adquieren una comprensión de las relaciones entre las personas y desarrollan habilidades sociales. Cuando los niños son pequeños, pueden abrazar, mecer y besar a una muñeca o a un peluche, demostrando su comprensión de las relaciones e interacciones entre los adultos y los bebés. A medida que los niños crecen, su juego simbólico se hace más profundo e interactivo. Asignan roles a otros, se comunican y se turnan mientras juegan. Este tipo de juego también anima a los niños a resolver problemas sociales y a lidiar con diferentes emociones mientras juegan con niños y adultos de su alrededor.

La representación de diferentes escenarios permite que los niños se enfrenten a una variedad de problemas a lo largo del camino. En un único escenario de juego simbólico, como preparar la cena, un niño puede enfrentarse a múltiples problemas o complicaciones:

  • El niño puede imitar como resolver un problema que observó a sus padres un día que se quemó la cena.
  • Puede tener problemas para encontrar la superficie o los materiales adecuados para montar una cocinita.
  • Es posible que, jugando con un amiguito, tengan que resolver un problema cuando ambos quieren cocinar en este esquema de juego.

 

¿Qué puedo aportar para fomentar el juego simbólico?

  • Cajas de diferentes tamaños – una misma caja puede ser un avión y en un minuto convertirse en un escondite.
  • Disfraces – ¿qué mejor manera de sentirse como un doctor que con una bata blanca y un maletín con el instrumental?
  • Animales de peluche o muñecas – esto permite a los niños imitar su propia vida y explorar diferentes sentimientos y pensamientos.

¿Cuáles son algunos de los escenarios que puedo crear en mi casa?

Una tienda de comida: Limpia y guarda los bricks de leche o zumo, el bote del cacao en polvo, las cajas de cartón de las galletas y de los huevos, las cajitas de las latas de sardinas, etc. y consigue una cestita. Incluso, puedes preparar dinero de papel para pagar la compra y aprender matemáticas.

Oficina de Correos: Guarda los sobres de las cartas para que tu hijo pueda ser el cartero. Puedes construir un buzón con una caja de cartón. Esto también permite practicar la lecto-escritura al escribir o leer el nombre de los destinatarios de las cartas.

Restaurante: Guarda los menús para llevar de tus restaurantes favoritos y monta un restaurante en tu propia casa. Proporciona a tu hijo un bloc de notas y un lápiz para que pueda tomar su pedido.

Pronto llegará la Navidad y seguro ya estás pensando en juguetes y regalos ¿verdad?, es una buena ocasión para incluir en la lista de los Reyes Magos juguetes que promuevan el juego simbólico.

 

 

También te puede interesar

Publicidad

También te puede interesar…