Homeschooling

Homeschooling: La educación en casa no es como la educación en cuarentena

Vista lateral de un estudiante silbando haciendo su tarea

Si me sigues en las redes o me conoces de hace un tiempo, sabrás que mi hijo mayor (1º de ESO) hacía homeschooling el curso pasado y que, antes de la pandemia, habíamos decidido que el próximo curso los cuatro estudiarían en casa. 

Ahora que se acerca la vuelta al cole y con ella la incertidumbre de que va a pasar en septiembre, es probable que tengas muchas dudas del tipo: ¿Se iniciarán las clases?, ¿Serán presenciales?, ¿Volverán a ponernos en cuarentena a las pocas semanas?, ¿será realmente seguro?, etc. y te atormente la idea de tener que volver a seguir el curso escolar de forma online.

Si esta primavera luchaste durante tres meses con lo que pensabas que era educación en casa porque tus hijos estaban haciendo las tareas del colegio en casa, considera esto:

La educación en cuarentena no es lo mismo que la educación en casa.


Aquí tienes cinco puntos clave que son diferentes. Y, como verás, ¡la educación en casa es mucho mejor! (al menos para nuestra familia)

1 EL HORARIO

Con la escuela de la cuarentena seguíais en el horario de propuesto por el colegio. Con el homeschooling tienes total libertad de horarios.

Imagina….

  • Hacer las clases durante tres horas por la tarde después de que hayas terminado todo el trabajo de tu cliente.
  • Realizar experimentos en la cocina un sábado.
  • Pasar la tarde en el sofá leyendo ese libro que ha cautivado a tu hijo.

La educación en el hogar te ofrece la oportunidad de ajustar el trabajo escolar de tus hijos a las necesidades de tu horario laboral.

2 EL CURRICULUM

Con la escuela de la cuarentena dependes de las elecciones del currículum del colegio y de su metodología. Con la educación en casa tienes completa libertad para elegir el temario.

  • Si crees que tus hijos pueden disfrutar estudiando la historia de la antigua Grecia en vez de la Constitución de 1978, puedes hacerlo.
  • Si crees que un plan de estudios de matemáticas diferente podría satisfacer mejor las necesidades de tus hijos, puedes elegir.
  • Si ha salido en las noticias que ha habido un terremoto en algún lugar y quieres estudiar las placas tectónicas, adelante.

Con la educación en casa, puedes adaptar los estudios de tus hijos a cada uno de ellos y a sus intereses.

3. LA PLANIFICACIÓN

Con la escuela de cuarentena estás siguiendo el programa de estudios del colegio. Con el homeschooling tienes que crear tu propia planificación del curso.

Ahora, esto puede no parecerte algo positivo porque probablemente nunca has planificado lecciones antes. Pero lo cierto es que en internet hay muchos recursos ya preparados y si no te convencen, siempre puedes recurrir a una algún programa como el de Mare Verum que es el que seguimos nosotros y complementarlo con otros temas que le interesen a tus hijos.

4. FLEXIBILIDAD

Con la escuela de cuarentena tienes que mantener a tu hijo frente a una pantalla durante el tiempo que dura la clase o grabación, o en un escritorio haciendo la tarea. Con el homeschooling se busca que los niños tengan la máxima cantidad de tiempo libre para practicar deporte, para disfrutar de actividades creativas y, en definitiva, para disfrutar de un entorno más amplio en lugar de solo una pantalla o un escritorio.

Con el homeschooling la mayor parte de la escuela en se hace principalmente en el mundo real con actividades de la vida cotidiana.

Dos hermanos jugando con bloques de madera

5. JORNADA ESCOLAR MÁS CORTA

Con la escuela de cuarentena, en algunos casos, la jornada de los niños era incluso más larga que la propiamente escolar. Con el homeschooling la mayoría de los programas solamente requieren entre una y cuatro horas dependiendo de la edad del niño. 

Durante el resto del día, puedes ofrecer a tus hijos una amplia variedad de herramientas para que las sigan por su cuenta: materiales de arte, audiolibros, juguetes creativos como LEGO, puzzles, juegos de mesa, etc. 

Los niños tienen mucho tiempo para dedicar a sus intereses y aficiones. Ese es uno de los mayores regalos que se puede dar a un niño.

En resumen, la educación en el hogar te pone en el asiento del conductor y, con un buen plan de estudios,  puedes enseñar a tus hijos en casa y disfrutar de ellos. Nada que ver con el estrés que nos supuso a todos la educación en cuarentena.

¿Me cuentas cuál era tu visión del homeschooling?

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Jennifer Mellado.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Jennifer Mellado.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

También te puede interesar

Publicidad

Cápsula del tiempo para bebés Baby Retrobox

También te puede interesar…

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad